Los nudos de los auriculares como mensaje sutil.

Es curioso cómo la vida te va trayendo metáforas.

Ayer cuando iba a escuchar una conferencia, saqué mis auriculares y estaban hechos un auténtico nudo. Había nudos de todos los tamaños. Empecé a deshacerlos con mucha paciencia y cariño. Observé como cada vez que deshacía un nudo, el cable se alargaba entre mis dedos y cómo iba sintiendo cierta satisfacción. ¡Qué curioso! me dije. Esto es como cuando empezamos nuestro trabajo interior y vamos encontrando nudos de dolor. Unas veces de muy fácil reconocimiento e integración, otras veces requieren una mayor observación, tiempo e indagación para finalmente ser integrados.

Recuerdo cuando empecé en terapia, cómo cada visita era una aventura. Cuando estaba en la puerta de la consulta me preguntaba que qué tocaría hoy. Eso sí, cada nudo de dolor iba acompañado de muchas lágrimas, lágrimas maravillosas y sanadoras, lágrimas de aceptación, de integración y aprendizaje. Lágrimas de amor hacia mí misma y hacia los demás. Lágrimas de conexión con esa comprensión profunda del ser humano. Y pasar de vivir ese dolor intenso, arraigado a llegar a estar cada vez más cerca de la paz interior de la que hablaba en mi anterior post.

Hoy en día, también me encuentro de cara con algunos nudos de dolor, es un bello trabajo continuo del que aprendo cada día. Soy más consciente, más pausada y respiro más y más profundamente. Podríamos decir que soy más auténtica.

De repente,  acaban de venir a mi cabeza ciertas imágenes de mi infancia, cuando mi madre hacía punto y el ovillo se le enredaba, me pedía que, por favor, se lo deshiciera ¿Sería aquello un mensaje de la vida o de mi madre querida, diciéndome cuál sería mi camino? ¡Quién sabe! La vida trae esos mensajes sutiles, somos nosotros los que debemos estar abiertos a captarlos.

Comments (2)

  • veronica poo belandia . 16 febrero, 2017 . Responder

    Muy bonito el texto, yo ahora tengo un par de nudos que deshacer, pero tu texto me ha ayudado a llevarlo de otra forma, respirando mas profundamente 🙂

    • (Autor) eugenia . 17 febrero, 2017 . Responder

      Gracias Verónica por tu comentario y compartir. Sacarás un gran aprendizaje de ello y de ti.

Add comment

Copyright Eugenia Thomsen