La perspectiva de la infancia

28 julio, 2019.eugenia.3 Likes.0 Comments

El crecimiento de la persona no está en la edad sino en la apertura de la mirada.

Hace unos días, mientras jugaba con mi hijo, un comentario suyo me llevó a un momento de mi infancia. Cosa que ocurre con bastante asiduidad.

Era un momento en el que yo era bastante pequeña y recordaba la casa de mis abuelos. Bueno, la casa cueva, porque ellos eran de un pueblo de Granada. La recordaba gigante, para mí era un palacio. El pasillo que me llevaba al lavadero era eterno. Y de repente me reí, porque cuando fui grande había que ir con cautela para no llevarse un coscorrón porque el techo era bastante bajo acercándose al final.

Supongo que esto es algo común a todos. Que muchas veces recordamos las cosas con nuestra perspectiva de niño y cuando lo vemos como adultos, se quedan en cositas muy pequeñas.

Es por eso importante, en muchas ocasiones, dar un paso y salirnos de la escena que estamos viviendo para poder verla con cierta perspectiva, porque si nos quedamos en eso que estamos viviendo, solemos verlo como algo de inmensas magnitudes. Nos creemos muy pequeños, incapaces, no valedores, no merecedores, desde la carencia. Pero si damos ese pasito, a veces no muy grande, a veces son solo un par de respiraciones conscientes, a veces un paseo junto al mar o en la naturaleza, a veces una taza de té, una sonrisa de un niño o una caricia en el alma. Si damos ese pequeño paso, podemos ver la infinitud del yo, su grandeza y su luz y lo que era inmenso se convierte en una anécdota.

Eugenia Thomsen
Terapeuta Transpersonal

Add comment

Copyright Eugenia Thomsen